Brexit

En enero del 2021, si no hay aplazamientos, se aplicaran nuevas normativas entre el Reino Unido y la Unión Europea. Recordemos que desde 31 de enero de 2020, el Reino Unido ya no forma parte de la Unión Europea, no tiene ni Europarlamentarios, ni representantes en el Consejo de la Unión Europea (llamado también Consilium). Tampoco asiste como miembro a las reuniones ministeriales. En los acuerdos entre el Reino Unido y la Unión Europea se estableció un periodo transitorio de 11 meses.

Calendario periodo de transición

Durante el periodo de transición no se han previsto otros cambios en la relación entre Reino Unido y la Unión Europea.

El acuerdo también define cuánto dinero le debe pagar Reino Unido a la Unión Europea por los compromisos adquiridos como miembro de la UE, originalmente estimados en unos 39.000 millones de libras (casi US$50.000 millones).

Y, en el mismo, las partes también se comprometen a mantener los derechos para los ciudadanos británicos que actualmente viven y trabajan en otros países de la UE, y para los ciudadanos europeos que viven y trabajan en Reino Unido.

Uno de los temas que puede representar mayor problema es la frontera que pueda establecerse entre la Republica de Irlanda, país miembro de la Unión Europea, y el territorio de Irlanda del Norte, uno de las cuatro naciones que conforman el Reino Unido. Según los tratados de paz entre los Gobiernos de Irlanda y del Reino Unido (Acuerdos de Viernes Santo) no debería existir frontera física entre ambos territorios. Pero como el Reino Unido ha decidido abandonar la Unión, para poder negociar sus propios tratados de libre comercio, esas barreras tendrían que volver a levantarse, aunque tanto Londres como Bruselas se han comprometido a que eso no ocurra.

La semana pasada, el Gobierno de Londres, ha presentado en el Parlamento una Ley sobre las fronteras interiores que ha indignado a la UE y ésta le ha pedido que lo retire antes de final de este mes. Según algunos expertos, esa Ley vulneraría el Derecho internacional. Por ello, las negociaciones del nuevo tratado comercial entre el Reino Unido y la Unión Europea se prevé difíciles,

La Unión Europea tiene previsto el siguiente calendario:

  • 15 de octubre de 2020, se celebrará una reunión europea donde el Reino Unido quiere conseguir que se apruebe un nuevo acuerdo que establezca como deben ser las relaciones futuras.
  • 31 de diciembre de 2020, sabremos si se ha llegado al acuerdo o por el contrario no lo hay. Si la respuesta es afirmativa, comenzará esa nueva relación, si es negativa, se aplicará un Brexit duro.

Y qué quiere decir un Brexit duro, que no habrá ningún tipo de acuerdo, por ejemplo el de la circulación de personas y ambas partes se considerarán como si se tratase de otro país, aplicándose relaciones comerciales dentro de la Organización Mundial del Comercio y por ello, se aplicarían aranceles y se establecerían otras restricciones comerciales entre el Reino Unido y sus antiguos socios europeos.

Cómo afectaran los cambios

A los ciudadanos

  • Los ciudadanos europeos residentes en el Reino Unido podrá seguir residiendo a partir de 31 de diciembre 2020. Se confía que el Reino Unido no presione a la Unión Europea con este punto.
  • Los ciudadanos del Reino Unido que quieran residir en España, deberán:
    • Registrarse como residentes en España
    • Registrarse como residentes en España a efectos sanitarios. Por ejemplo, si son jubilados y cobran una pensión, el seguro médico será desembolsado por el Gobierno del Reino Unido al INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social).
    • Deberán obtener una tarjeta sanitaria europea si desean viajar a otro país miembro de la Unión Europea.

A los viajes

  • Pasaporte en vigor, con un periodo de vigencia de 6 meses.
  • Seguro médico, los convenios de Seguridad Social finalizaran el 31 de diciembre 2020
  • Comprobar los permisos de conducir y normativa que pueda introducir el Reino Unido.
  • Mascotas, revisar la normativa para cada país.
  • No será necesario visado por viajes turísticos (corta estancia). Será necesario visado para trabajar, estudiar o por viaje de negocios.

Empresas y mercancías

Desde el 1 de enero 2021 dejarán de estar vigentes los acuerdos actuales y los procesos de entrega y adquisición de productos y servicios dejaran de ser efectivos y se pasará ala importación y exportación de los mismos. Estaba previsto que comenzasen las negociaciones entre la UE y el Reino Unido para establecer un acuerdo comercial entre las partes, pero esa negociación no ha comenzado y como ya se ha comentado, se prevé compleja.

Entre tanto, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Se deberán declarar en Aduana la circulación de productos una vez acabado el periodo transitorio.
  • Revise cómo confeccionar esas declaraciones.
  • Revise si necesita documentos adicionales, como pueden ser Certificados sanitarios.
  • Revise si estos productos necesitan un permiso especial o no son aceptados en la aduana (restricciones).
  • Debe tener un EORI vigente en el territorio de entrada o salida de los bienes.
  • Debe tener en cuenta si esos productos pagarán tasas o recargos de importación.
  • Compartir datos, es posible que su empresa deba realizar algunos cambios para continuar compartiendo datos personales con empresas u otras organizaciones en el Reino Unido. Anticípese a cualquier problemática en todo lo relacionado con protección de datos y transferencias de datos.

Prestación de servicios en el Reino Unido

Su negocio podría verse afectado por los cambios a partir del 1 de enero de 2021. Puede haber nuevas normas si:

  • tiene sucursales o subsidiarias en el Reino Unido,
  • su negocio es parte de un sector de servicios dentro del Reino Unido,
  • planea una fusión con una empresa del Reino Unido,
  • usted o sus empleados viajan al Reino Unido por negocios,
  • usted o sus empleados prestan servicios en una profesión regulada en el Reino Unido.

Consulte las regulaciones del Reino Unido, incluidos los requisitos sobre visados, para conocer cómo podrían afectar los cambios a su negocio.