Morsan Responsabilidad Social Corporativa

Responsabilidad Social Corporativa

La Ley 11/2018 de información no financiera y diversidad en España introdujo la obligación para las empresas de más de 250 trabajadores a partir del 2021 de informar sobre “la evolución, los resultados y la situación del grupo, y el impacto de su actividad respecto, al menos, a cuestiones medioambientales y sociales, al respeto de los derechos humanos y a la lucha contra la corrupción y el soborno”.

Este informe se emitirá dentro del plazo de tres meses desde el cierre del ejercicio social. Dicho informe deberá ser verificado por un consultor/auditor de servicios independiente.

Por otro lado, la Comisión Europea tiene previsto desarrollar una Directiva sobre Diligencia Debida, que introduciría nuevas obligaciones y sanciones para las empresas en materia de derechos humanos y medioambientales.

¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa?

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es la forma de actuación adoptada por las corporaciones para desarrollar su actividad de manera sostenible y ética, disminuyendo el impacto negativo que puedan tener sobre sus grupos de interés (clientes, empleados…), el medio ambiente y la sociedad en general.

Por tanto, la RSC influye en la gestión de la empresa abarcando tres áreas:

  • La económica,
  • La social.
  • La medioambiental.

Se puede poner en práctica de diferentes maneras como, por ejemplo:

  • Trato ético a los empleados: las empresas pueden otorgar más beneficios a sus trabajadores de los incluidos en las leyes y las normativas como, por ejemplo, un mayor tiempo de vacaciones.
  • Apoyo al medio ambiente: las empresas reducen el impacto negativo que su actividad tiene en el medio ambiente, beneficiando a la sociedad en su conjunto.
  • Filantropía: las empresas pueden realizar donaciones a ONG u otras organizaciones, las cuales pueden ser dinerarias, en especie, en forma de servicios o mediante voluntariado.

Una gestión responsable puede generar mayor competitividad y sostenibilidad en la empresa y generar beneficios para la sociedad. Si la RSC se implementa en toda la estructura corporativa, incluyendo a todos los trabajadores de la organización, la empresa puede alcanzar una serie de ventajas que reportan grandes beneficios, tanto para la propia empresa como para la sociedad.

Ventajas

  • Atracción y retención de talento. Las condiciones laborales pueden aumentar la permanencia de los empleados y atraer a nuevos empleados.
  • Beneficios fiscales. La empresa puede obtener desgravaciones en sus impuestos y reducir el coste de los mismos.
  • Facilidad de acceso a financiación. Las prácticas éticas y transparentes favorecen la credibilidad en los mercados y facilitan el acceso a la financiación.
  • Fidelización de los grupos de interés. Mejora la imagen de la empresa y los vínculos que esta tiene con clientes (internos y externos), proveedores y accionistas.
  • Prevención de riesgos. La implementación de códigos éticos y de conducta y de estándares responsables, disminuye la probabilidad de quejas o publicidad negativa y aumenta la sostenibilidad a largo plazo.
  • Reducción de costes. Implementar políticas enfocadas a disminución del consumo energético o el reciclaje disminuye los gastos de la empresa.